LA TRANSPIRABILIDAD

La transpirabilidad permite la evacuación de su sudor en forma de vapor.

​¿Qué es la transpirabilidad y de dónde proviene?

El sudor es secretado por las glándulas sudoríparas, situadas en la piel. Existen dos tipos de glándulas sudoríparas:

Las glándulas ecrinas

Tienen un papel importante en la regulación de la temperatura corporal (calor, esfuerzo físico). El sudor que secretan es inodoro. Está esencialmente compuesto de agua, de sales minerales y ácido láctico.

Las glándulas apocrinas

Esas glándulas están localizadas al nivel de las axilas. Su actividad no es termo-dependiente pero responde a los estímulos psíquicos (emociones, estrés). Este sudor es rico en compuestos lipídicos, en urea y amoniaco. Aunque sea diferente, esta forma de sudor tampoco transmite olores.

¿Cuál es la responsabilidad de mi ropa de agravar este fenómeno?

El algodón es hidrófilo. De hecho, su ropa hecha de algodón absorbe el sudor. El problema es que una vez absorbida, este sudor se queda almacenado en el interior de las fibras. Por una parte, eso permite un terreno fértil para la proliferación de bacterias responsables de los malos olores. Por otra parte, el problema se extiende en cuanto más se suda. Es el fenómeno de la sudoración excesiva en las axilas.

Entonces, ¿De dónde provienen los malos olores?

El sudor no es el responsable sino las bacterias naturalmente presentes en la superficie de la piel. Para alimentarse, esas bacterias absorben las secreciones del sudor, las transforma y rechaza en forma de moléculas olorosas.

Otros factores más secundarios pueden influenciar los olores corporales como la pilosidad o la alimentación.

¿Qué diferencia aporta el tejido INDUO®?

Evitar la sudoración excesiva en las axilas

Al contrario del algodón tradicional que absorbe el agua, el tejido INDUO® rechaza los líquidos como el sudor. Esto limita la progresión del sudor en las axilas.

Evacuar el sudor

Para que este tipo de sudor no se quede en el interior de la ropa, el tejido INDUO® se ha hecho transpirable. ​

Naturalmente, el sudor se evacua evaporándose en el aire en forma de gas. Sin embargo, INDUO® rechaza los líquidos, no los gases. Al contrario, su transpirabilidad ofrece una fuerte velocidad de paso de los gases a través del tejido. De hecho, su sudor se evacua rápidamente.

En fin, evita el sudor en las axilas y el desarrollo de bacterias responsables de malos olores.